Skip to main content

El dinero adeudado a los bonistas de la AEE debe ser cancelado para cumplir con los objetivos a largo plazo

April 07, 2022

7 de abril de 2022 (IEEFA)—El dinero adeudado a los tenedores de bonos por la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico (AEE) en bancarrota debe cancelarse como una pérdida, dijo un experto del Instituto de Economía de la Energía y Análisis Financiero a las partes que intentan reestructurar la deuda de $8 mil millones de la corporación.

Los esfuerzos para renegociar la deuda se están viendo obstaculizados por la falta de inclusión de la Legislatura de Puerto Rico y la Oficina de Energía de Puerto Rico en las conversaciones, dijo Tom Sanzillo, director de análisis financiero de IEEFA. En cambio, dijo Sanzillo, se está prestando demasiada atención a los intereses financieros que han propuesto dos acuerdos de reestructuración fallidos y que no están reconociendo las realidades de la economía de la isla.

“Desde una perspectiva de mercado global, el curso de acción eficiente es cancelar la deuda de la AEE, hacer cumplir una estricta responsabilidad fiscal en el futuro y alentar las estrategias de crecimiento económico”, escribió Sanzillo en una carta a la juez federal que supervisa las negociaciones, la autoridad eléctrica, una junta de supervisión y administración federal y la Autoridad de Asesoría Financiera de la isla. “Con la deuda extinguida y un plan de recuperación razonable en su lugar, los inversores (incluidos los ex tenedores de bonos) pueden poner su dinero en una empresa en marcha con el potencial de una rentabilidad continua”.

Sanzillo dijo que varios factores favorecen que los tenedores de bonos cancelen sus pérdidas:

  • El objetivo de cobrar 20 centavos por kilovatio-hora (kWh) sería imposible si la deuda se incluye en los cargos de las tarifas de electricidad.
  • La economía de la isla es débil y se espera que la población continúe disminuyendo.
  • Los pagos de la deuda dificultarán o imposibilitarán la mejora de la asequibilidad y la resiliencia de la red mediante la instalación de proyectos de energía renovable.
  • Ni la AEE ni LUMA Energy, el consorcio privado que opera la red de Puerto Rico, han demostrado capacidad alguna para lograr ahorros de costos que serían parte de un plan de pago.
  • Los planes de pago actuales no garantizarán el acceso de la Autoridad a los mercados de capitales.

Eliminar la deuda heredada de la Autoridad es la única manera de lograr los objetivos a largo plazo de un suministro de electricidad estable y asequible y crecimiento económico para todos los residentes de Puerto Rico, dijo Sanzillo.

Señaló que los activos de los tenedores de bonos y los asesores financieros negligentes podrían absorber las pérdidas de manera más eficiente que los contribuyentes de la isla. “En este momento, Wall Street espera que la economía de crecimiento negativo de Puerto Rico pague la deuda con los tenedores de bonos con billones en activos y permita asesores financieros negligentes, también con billones en activos”, dijo Sanzillo.  “La AEE tiene una posición negativa neta de $ 6.6 mil millones y estas casas de inversión poseen más de $ 12 billones en activos”.

Sanzillo también señaló que los $14.4 mil millones en apoyo federal comprometido a la AEE para reconstruir la red también crean un beneficio financiero importante, uno que se desperdiciará si los contribuyentes deben pagar la deuda. “Los dólares federales deberían poder reconstruir la red siempre que la AEE pueda controlar la corrupción histórica que ha socavado sus operaciones”, dijo.  “Igual de importante, los dólares federales no requieren el servicio de la deuda a largo plazo para pagarlo. Este feriado de la deuda le dará a la AEE una enorme flexibilidad financiera que necesitarán en el futuro. Forzar el pago de la deuda por los costos incurridos hace casi dos décadas significa que la Junta, la AEE y el Gobierno han aprendido muy poco del efecto perturbador de los eventos climáticos intensificados y la necesidad absoluta de tarifas eléctricas bajas. 

“En este momento, el proceso financiero ha creado un punto muerto dentro de un atolladero”, agregó. “Sin embargo, todas las partes interesadas podrían estar mejor entendiendo este enfoque como una inversión en Puerto Rico que puede proporcionar una base sólida para una salida de la bancarrota. También es la base de una justificación sólida para lograr el acceso a los mercados, obtener apoyo legislativo y crear un presupuesto equilibrado recurrente”.

Carta de Sanzillo: Toda la carta

Versión original en inglés: PREPA Debt Plan Letter from IEEFA 

Contacto del autor:

Tom Sanzillo (tsanzillo@ieefa.org) es director de análisis financiero del IEEFA.

Contacto con los medios:

Vivienne Heston (vheston@ieefa.org), +1 (914) 439-8921

Acerca de IEEFA: El Instituto de Economía de la Energía y Análisis Financiero (IEEFA) examina cuestiones relacionadas con los mercados, las tendencias y las políticas de la energía. La misión de IEEFA es acelerar la transición hacia una economía energética diversa, sostenible y rentable.

Tom Sanzillo

Tom Sanzillo is Director of Financial Analysis for IEEFA. He has produced influential studies on the oil, gas, petrochemical and coal sectors in the U.S. and internationally, including company and credit analyses, facility development, oil and gas reserves, stock and commodity market analysis, and public and private financial structures. He also examines such areas as community and shareholder activism, institutional investment, public subsidies and Puerto Rico’s energy economics.

Go to Profile

Join our newsletter

Keep up to date with all the latest from IEEFA